TARTA DE QUESO JAPONESA FACILÍSIMA

Si algo me pirra en lo que a dulces se refiere es la tarta de queso. Me gustan TODAS las versiones. Las cremosas, las abizcochadas, con base, sin base, las refrigeradas, las horneadas… Es una especie de obsesión…  la única pega que tienen es que deben hacerse con tiempo, no son para una prisa, vaya.

La que os traigo hoy es de una variedad que literalmente me vuelve loca, la japonesa. Lo que caracteriza este tipo de tartas es la textura que está a medio camino entre el bizcocho y la cremosidad propia del relleno de queso, la sensación al meterte un trocito en la boca es…. mmmmm ya estoy salivando!!!

con corte

Ésta además es insultante de lo fácil que es, el único problema que os podéis encontrar es en el momento del horneado, pero con dos trucos facilitos que os voy a dar lo resolvéis segurísimo.

La receta corre por facebook bajo el atractivo título de tarta de queso con  solo tres ingredientes pero yo la he sacado del blog bocados dulces y salados cuyas recetas están siempre garantizadas además de ser un placer para la vista por la fotografía tan preciosa y cuidada.

Ingredientes:

  • 3 Huevos L
  • 120 Gr. Queso crema (tipo Philadelphia)
  • 120 Gr. Chocolate blanco (compradlo un poquito bueno, al llevar tan poquitos ingredientes la calidad se nota mucho en el resultado)

Modo de Hacerlo:

Precalentamos el horno a 170º.

Deshacemos el chocolate blanco al baño maría o al microondas (con cuidado, el chocolate blanco es mucho más delicado que el negro y se quema con muchísima facilidad, si lo sacáis del micro y se os queda a grumos ya lo podéis tirar) apartamos y dejamos enfriar.

Separamos las yemas y las claras guardando las claras bien tapadas con film en la nevera.

Una vez ha enfriado el chocolate, le añadimos batiendo el queso crema y las yemas de huevo y reservamos.

Sacamos las claras y una vez montadas a punto de nieve, las incorporamos a la mezcla de queso y chocolate. En este paso hay que tener mucho cuidado de hacerlo de forma envolvente, las claras aportan a la mezcla el aire que luego va a necesitar la tarta para subir y quedar esponjosa, si batimos fuerte eliminamos el aire y nuestra tarta no subirá y quedará apelmazada, así que con una espátula y cariño vamos mezclando con movimientos circulares de arriba hacia abajo.

perspectiva

Y aquí el meollo de la cuestión. El montaje. Primero de todo vamos a forrar nuestro molde* por dentro con papel de horno en base y paredes y por fuera con doble capa de papel de aluminio* asegurándonos que quede sin rendijas por las que pueda colarse el agua ya que la cocción es al baño maría (en este caso al usar un molde de silicona este paso no hizo falta). Por esa razón, previamente tenemos que haber buscado otro recipiente apto para horno en el que nos quepa el molde de la tarta. Mientras tanto, dejad en el micro o en el fuego un recipiente y calentar agua. Con todo esto preparado, vertemos nuestra mezcla en el molde y éste a su vez lo colocamos dentro del recipiente más grande donde añadiremos el agua bien caliente y metemos en el horno.

Horneamos durante 15 minutos y pasado este tiempo bajamos la temperatura a 160º dejando la tarta otros 15 o 20 minutos en el horno. Una vez que veáis que la superficie tiene un tono doradito apagáis el horno y dejáis la tarta dentro hasta que enfríe.

Las tartas de queso calientes no es que sean frágiles, es que se rompen con mirarlas (esto me ha costado aprenderlo varios disgustos, os lo aseguro) así que no desmoldéis hasta que esté fría, podéis dejar el molde sobre una rejilla y esperar con paciencia.

sin cortar

Y ahora varios truquitos:

*Estas cantidades son para un molde de unos 18cm, el que veis en las fotos es fruto de mi ansia viva por estrenar éste de silicona con este tapiz que le da ese relieve tan bonito pero fue un experimento que afortunadamente salió bien!

*El forrar bien con papel de aluminio es sobretodo importante si el molde es desmoldable, en Lidl venden, ahora que llega el verano, un papel de aluminio especial para barbacoas con un ancho más grande que el habitual así que yo suelo comprar dos o tres rollos y reservarlos para este tipo de tartas, por si os sirve el truquito! 😉

*La tarta sube y se ve preciosa pero al enfriar es normal que baje un poquito y se “arrugue”, no sufráis, no hay nada que una buena cobertura de choco, azúcar glas o glaseado de frutos rojos no arregle. Además esta tarta no es muy muy dulce, más bien al contrario, por lo que cualquier acompañamiento le va estupendo.

 

 

 

 

2 Comentarios en TARTA DE QUESO JAPONESA FACILÍSIMA

  1. Nuria
    20/05/2016 at 22:02 (2 años ago)

    Ummm!! Estoy salivando sólo de leer la receta!!! Eres una artista!!

    Responder
  2. María Ardel
    21/05/2016 at 21:00 (2 años ago)

    Ooooh qué pinta!!! Veo complicadín pa mí lo del horneado, pero lo intentaré si me animo! (y te incordiaré jaja)

    El blog que dices de bocados dulces y salados es sublime, yo lo consulto mucho. El bizcocho esponjoso de yogur que hay allí es ya el único bizcocho de yogur que hago!

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *