SOBRE EL NO DORMIR Y EL EFECTO DORY

Por fin me he decidido a dar señales de vida, pero os prometo que si en vez de un mes, hubiera visto que hacía una semana del último post, no me hubiera sorprendido nada. Qué relativo esto del tiempo ¿verdad?Y el no dormir lo acentúa, debería estar entre los efectos secundarios del postparto.

Siempre he dicho que para mí lo más duro de tener un bebé es siempre el embarazo, que prefiero la etapa del no dormir por mis bebitos que pasearme por la vida tirando de mis barrigotas… pues !!!!meeeecccccc!!!! una vez más y con muuuuuchos precedentes en mi haber, tengo que comerme mis palabras. Llevo casi cuatro meses sobreviviendo con 3-4 horas de sueño y os prometo que hay días que no se si echarme a reír por las situaciones tan absurdas en las que me veo metida “gracias” a mi sueño permanente o echarme a llorar imaginando ese momento maravilloso de meterme en mi camita sin lloros, ni ruiditos ni interrupciones.

Postparto5

Tengo posts esperando en el horno desde hace mil: el cumpleaños de mis hijos pequeños, el bautizo de mi hija, tenía hasta algún post navideño a medio hacer que obviamente ya se queda para las próximas navidades, pero cada vez que encuentro un rato para ponerme delante del ordenador o bien se me cae la cabeza de sueño o bien llega alguno de mis hijos reclamando a una mamá que se pasa casi todo el día a un bebé pegada.

En fin, que más que vivir ando sobreviviendo. ¿Alguna más en la sala? Desde luego que si hay algún refrán que encierre verdad es aquel de “Mal de muchos….” ¿a que sí?

Otro refrán muy cierto es que “la esperanza es lo último que se pierde” y a él me aferro “como agua de mayo”. Todos mis niños han empezado a dormir bien entre el cuarto y el sexto mes y Leyre está a puntito de cumplir 4 meses así que estamos su padre y yo cruzando los dedos como locos, aunque hay mentes perversas y envidiosas que no hacen más que decirme que las niñas son más duras de pelar. 😉 Sí, vuelvo a tirar de refranero con el de  “Si la envidia fuera tiña….”  y sí, mis sobrinos duermen reguleras… jjjj

No se si alguna de vosotras que me lee está o estará en breve en mi situación. No hay fórmulas mágicas y tampoco voy a descubrir la pólvora pero os dejo unos consejillos que me están ayudando a sobrellevar esta época tan desagradecida…

Parto de la base de que cada situación, bebé y mamá es única, en mi caso lo hago bajo las premisas de que mis bajas maternales son totalmente relativas ya que trabajo en la empresa familiar y yo no dejo nunca de trabajar completamente pero por contra mi marido tiene unos horarios buenos y mis otros tres hijos funcionan con unas rutinas muy establecidas, pero son tres, así que ahí vamos.

1.- Organización:

Obvio, lo se, suuuuper obvio. Pero con la neblina que se establece en la cabeza cuando llevas días sin pegar ojo, lo más evidente puede convertirse en una idea brillante. A nosotros nos funciona muy bien tener fijados los días en los que se cubren las necesidades básicas de la familia. El sábado se va a la compra de lo fresco sí o sí y compramos para toda la semana, se congela y se va sacando lo que se va necesitando. Cada tres semanas más o menos hacemos compra de despensa, va mi marido solo, llena el carro, paga y nos lo traen a casa de manera que con 45 minutos y sin cargar nada, se llena la despensa evitando meternos los 6 en una gran superficie de las que se suele salir a punto de un ataque de nervios.

Postparto2

En cuanto a limpieza de la casa y plancha, los jueves viene una chica a la que un día de estos pienso ponerle un altar, os lo prometo. Eso hace que los miércoles sea el día oficial de las lavadoras (salvo un par que pongo siempre los fines de semana con los uniformes de los niños) Parece una tontería, pero el tener el día fijado hace que me despreocupe el resto de la semana y cuando se va tan cansado, toda despreocupación es poca.

Y listas, haceos listas, la memoria queda mermadísima así que es muy fácil olvidarse de las citas médicas, las excursiones de los niños, materiales que de forma excepcional a veces piden en el cole, regalitos que hay que comprar… en fin, que si hasta ahora tenías memoria de elefante, cuenta que el dormir poco va  a hacer que pases a tener memoria de Dory. Verdad científicamente comprobada por la menda lerenda.

2.- Priorizar:

Otra obviedad que a mí me ha costado mucho asumir. Cuando has pasado gran parte del embarazo midiendo fuerzas y calculando energías y de repente empiezas a encontrarte físicamente mejor, cualquier plan te parece la pera limonera. En mi caso, además, se han dado las navidades por medio, así que de repente teníamos la agenda a petar de cenas, amigos, planes con niños…. ¿Consecuencia? la muerte a pellizcos y mi reino por un rato de sofá.

Postparto1

No se puede funcionar al 100% cuando descansamos al 50%, matemáticas dixit, así que el tiempo de descanso tiene que entrar en los planes y con tiempo de descanso me refiero a esos planes que no requieren un horario, que no te exigen estar a una hora en un sitio determinado, que si luego te apetece salir, sales, pero que si lo que te apetece es sentarte a ver una peli con la mantita (y bajo la mantita el bebé impepinablemente) pues mantita y peli. A veces simplemente con no tener presión creada ya se descansa mucho aunque se siga durmiendo poco.

Porque al final, por muy apetecibles que sean los planes, si llegas a ellos saturada además de sin dormir, lo único que queda es la sensación de ir como pollo sin cabeza por la vida. Ya llegará el momento de volver a reemprender el ritmo, ahora toca bajarlo.

3.- No castigarse:

Cualquiera que me haya tratado en estos 4 meses me ha tenido que oír la frase de “latigazos los justos” . Porque es mi mantra, sí, esa frase que me repito y me repito, porque soy humana y mis capacidades andan escaseando así que ya solo me faltaba mi autoexigencia y afán de control para trazar el camino directo a la depre. Y no me da la gana. Ahora toca lo que toca y el resto irá viniendo. ¿Que me pierdo el festival de navidad del pequeño por equivocarme de hora al mirar los mails? No pasa nada, él está convencido de que estábamos allí y lo he visto en vídeo. ¿Que parezco un gremlin con ojeras y nada me conjunta con nada? Voy calentita ¿verdad? y limpia ¿verdad? Pues ya llegarán tiempos mejores estilísticamente hablando, aunque a veces me sorprendo practicando el noble arte de evitar espejos 😉 . ¿Que pierdo la paciencia? Muchas veces, ¿Que se me pasan cosas importantes? un montón. Pero si nos enfocamos en lo negativo nos perdemos el disfrutar de las cosas pequeñas. Soy consciente que no es sencillo, de hecho a mí me cuesta muchísimo intentar ser positiva y quitarle importancia a lo que me frustra, pero al final hay muy pocas cosas lo realmente serias como para empañar este momento de mi vida que no se va a volver a repetir.

Resaca de madre

4.- Sé flexible:

Al ir a tener un bebé, sobretodo si es el primero, solemos tener muy claras en la cabeza todas aquellas cosas que queremos llevar a cabo en cuanto a métodos y rutinas de crianza como si queremos o no dar pecho, dónde va a dormir, cuándo vamos a bañarlo… y eso está muy bien, no digo yo que no, pero es importante ser consciente de que la vida es mucho más rica que unas cuantas intenciones. A veces lo que teníamos pensado no nos funciona, a veces simplemente no encaja con nuestras circunstancias o no nos compensa por lo mal que nos lo está haciendo pasar, así que creo que es importante tener una mente abierta y cambiar sin prejuicios aquello que no nos está funcionando. Os aseguro que no pasa NADA si bañamos a nuestro bebé un día por la tarde, otro por la mañana y al siguiente no lo bañamos. La adaptación se hace poquito a poco y es una pena perdernos en teorías que nos impiden disfrutar del camino.

Postparto4

Y termino porque este post parece ya un testamento y lo voy a hacer con otro refrán para rematar la retahíla que os he ido dejando… “No hay mal que cien años dure, ni cuerpo que lo resista!”

Ilustraciones: Vía google de Silvia Sáez, conocida como SuperSingleMami

 

8 Comentarios en SOBRE EL NO DORMIR Y EL EFECTO DORY

  1. Alba Ortega
    20/01/2017 at 13:22 (4 meses ago)

    Mi pequeñito tiene dos meses y me he visto super identificada…. con una diferencia clara.. yo solo tengo uno de momento!!! No sé como sobrevives….
    De acuerdo contigo en todo!! Suerte que cuando te sonrie todo cobra sentido!

    Un beso wapa! Me gustan mucho tus posts
    Gracias a tu hermanita Lis que me recomendó leerte!

    Responder
    • Lorena Valera
      23/01/2017 at 08:43 (4 meses ago)

      Alba enhorabuena por ese bebito!!! la clave está en la palabra sobrevivir, que no vivir… je je je eje pero es una etapa, tooooodo pasa!!!!

      Responder
  2. Marta
    20/01/2017 at 14:03 (4 meses ago)

    Genial Lorena, como siempre. Lleno de grandes verdades que tod@s sabemos y no siempre reconocemos. Y ánimo! en nada nos haces un post de lo maravilloso y beneficioso que es el descanso diario con peques mayores de 6 meses jejejej. Un besazo guapiiii!!!

    Responder
    • Lorena Valera
      23/01/2017 at 08:40 (4 meses ago)

      Gracias vida!!! Solo pienso en el día en el que abra los ojos y hayan pasado más de 6 horas!!! je je je ej ej

      Responder
  3. Pili
    20/01/2017 at 18:23 (4 meses ago)

    Me viene como anillo al dedo ahora que me falta tan poquito, mi mantra es mente abierta… Y lo haré de la mejor manera que sé, pero sobretodo con mucho amor.

    Responder
    • Lorena Valera
      23/01/2017 at 08:39 (4 meses ago)

      Eso es lo fundamental, hacerlo todo con amor y buena voluntad, luego ya una se adapta y aprende!

      Responder
  4. Carolina
    22/01/2017 at 09:54 (4 meses ago)

    Esa es mi Lorena!!!!!!!!!!, cuántas verdades y cuántas obviedades que a veces, en el día a día, se nos escapan. Y que cierto eso de que al final centrarse en lo negativo, hace que no podamos disfrutar de las cosas irrepetibles que nos están sucediendo…
    Uno es uno y su circunstancia, y muy a menudo nos olvidamos de la segunda parte de la frase, pretendemos llegar a todo sin darnos cuenta que llegar a todo empieza por llegar a entender nuestra circunstancia, y cuando una es madre la circunstancia es la que manda!!!!!adaptarse, adaptarse otra vez y readaptarse de nuevo!!!!que viva la vida de madre sin latigazos inútiles e inmerecidos!!!!!!!!Eres una madraza, una gran mujer y una blogera de la pera limonera y…lo sabes!!!!un besito preciosa!!!!!

    Responder
    • Lorena Valera
      23/01/2017 at 08:38 (4 meses ago)

      Gracias por tu comentario cielete!!! La realidad de la vida es que muchas veces aceptar las circunstancias pasa por hacer un ejercicio de humildad y sencillamente aceptar que no somos súperwomans, que la vida nos puede y que hay que agachar las orejas. Lo bueno es que una vez aceptado, automáticamente eres más feliz!
      Un besote!!!

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *