LAS BUENAS Y MALAS MADRES

Hay posts que se te atascan y este es uno de ellos. Lo he reescrito por lo menos tres veces y no, no es broma. Hice un primer borrador y me salió muy seriote, hice un segundo y me salió como muy poco concreto, hice un tercero y al dárselo a leer a una de mis hermanas me dijo sin contemplaciones que hiciera el favor de bajarme del estrado y que fuera más simpática. Yo, que últimamente tengo la cabeza para todo menos para «simpaticuras»… En fin, que la crianza es un tema complejo y un poco delicado porque en el momento en que nos convertimos en madres nuestros niveles de susceptibilidad en cuanto a formas de hacer o dejar de hacer con niños sube como la espuma, o no??? eh?? Sed sinceras!!!!

En fin, os doy mi particular punto de vista que no es que sea de ninguna autoridad pero después de nueve años de maternidad algo tenía que decir sobre el tema!  Y ya que estamos, aprovecho para anunciar que espero UNA NIÑA!!!!! Y no es que esté contenta, no, es que son hasta ridículos mis niveles de emoción cada vez que pienso que por fin me vienen coletas!!!!!

Pero vamos al turrón, con este nuevo embarazo he retomado la costumbre de pasearme por blogs de maternidad. Nunca he estado del todo desconectada, pero creo que he sido una mamá un tanto atípica ya que no he recurrido a libros ni a fuentes «externas» para criar a mis hijos, he hecho lo que he visto hacer en mi casa y he ido adaptando la crianza a mis propias circunstancias y a las que iba imponiendo la logística familiar.

Lucas

Pero si escribo este post es porque quiero compartir con vosotras algunas de mis impresiones que he ido sacando a base de leer en blogs sobre temas varios en cuanto a crianza se refiere.

Uno de ellos es la absoluta polaridad en que se dividen los temas. O apego o ………, o porteo o carrito, o toda la comida a trocitos o todo triturado. Y no lo puedo entender. Una de las conclusiones a las que mi propia experiencia me ha hecho llegar es que no existen reglas en crianza. Puedes empeñarte todo lo que quieras en hacer las cosas de una determinada manera, pero la vida va cambiando, las circunstancias van cambiando y o te adaptas o mueres.

madre agotada

A este tipo de muerte me refiero….

El problema es que cuando te dicen que si haces las cosas de una determinada forma vas a crear vínculos afectivos eternos con tu bebé y que si las haces de otra estás causando futuros traumas a tus hijos, automáticamente se produce el efecto «mala madre» fenómeno que estoy harta de escuchar y que solo genera culpabilidad, mucha culpabilidad. Es más, como respuesta «rebelde» un grupo de mamis ha creado la plataforma «club de las malas madres» que con mucho sentido del humor está arrasando en las redes sociales.

Y se juzga constantemente, estoy cansada de verlo en todas partes. Posts concienzudos sentando cátedra sobre temas que son absolutamente personales, largas discusiones en los comentarios con madres desenfundado la espada de «madre abnegada», un respeto nulo por opciones menos convencionales y sobretodo una falta de comprensión total porque creo que si hay algo común a toda madre psicológicamente sana, es que todas tratamos de hacerlo lo mejor posible.

Anabel con maría

Y es que la crianza es lo más personal y subjetivo del mundo. Cada madre es diferente, cada hijo único como únicas son las circunstancias de cada familia. Hay madres que crían a sus hijos solas, las que lo hacemos con ayuda de las abuelas, mamás que no trabajan, otras que sí lo hacen, con un hijo, dos o cinco.

Como ejemplo una conversación de ayer mismo en el chat que tengo en whatsapp con mis hermanas. Mi sobrina Blanca a sus 4 meses es un chinchilla inquieta que solo quiere moverse y observarlo todo. Nos contaba mi hermana Mar que estaba pensando en quitar el moisés porque la nena empieza a moverse, se queda arrinconada en las paredes y acaba llorando de agobio. Después de intentar que duerma en la cama con ella, previo paso de hacer emigrar a su pobre marido a otra cama, pues tampoco descansan ya que las dos se mueven tanto que acaban chocando y despertándose. Total, que va a intentar meterla en la cuna a ver si de esa forma consiguen descansar. Prueba, error, prueba, error, eso es la crianza y a ver quién es la guapa que se atreve a decirle que su hija va a subir despegada por no  haber logrado que el colecho les funcione.

Blanca durmiendo

Aquí la susodicha pero no os dejéis engañar, esa serenidad es puro postureo, os lo digo yo…

Así que bienvenidas todas las formas de alimentación, sueño y transporte si todas ellas contribuyen a mamás tranquilas, serenas y felices porque automáticamente eso se traduce en bebés felices y hogares serenos.

Dejemos de abanderar consignas de «buena madre» que a veces parece que las peores enemigas somos nosotras mismas. Mala madre es quién abandona a sus hijos, no les presta atención y le da igual ocho que ochenta!!!

¿Tu eres feliz en tu papel de madre? ¿Tus hijos ríen, duermen y comen de forma sana? Pues qué más da si lo hacen subidos a una mochila o a un carrito, con un plato de papilla o con un plátano a trozos. Como si todos no acabáramos sobre dos piernas y con cuchillo y tenedor.

Eli portabebés

No podemos hacerle violencia a la naturaleza, la crianza es aprendizaje constante y el primero y más importante es el nuestro propio y el de nuestro hijo. Creo que ponemos un énfasis exagerado en formas de alimentación y transporte olvidándonos de lo fundamental que es el amor. Un bebé es feliz si su madre es feliz, si lo arrulla en brazos y siente su serenidad, no tiene sentido intentar hacer las cosas como dice un pediatra u otro si al final el resultado es una madre histérica y agotada. Es en nuestro instinto en el que debemos confiar, que es nuestra arma más eficaz, ni fulanito, ni menganito, ni tal libro ni tal otro… Que eso no quiere decir que no debamos formarnos, pero la teoría es eso, teoría, luego metidas en harina la cosa suele ser bastante menos «rigurosa» porque lo que hoy te ha ido fenomenal, a los tres meses puede no servirte!

elia

¿Y que se cometen errores? Un montón, pero hasta en eso debemos ser comprensivas con nosotras mismas ¿Qué pasa si un día perdemos los nervios y chillamos al niño, al padre del niño y al vecino que en ese momento ha tenido la mala suerte de picarnos a la puerta? No pasa absolutamente nada, recuperamos la calma, pedimos disculpas al vecino (al padre del niño no que seguro que alguna culpa tenía 😉 ) y a otra cosa mariposa. Los traumas no se crean por un chillido cada mil caricias….

En fin, que nos relajemos, la naturaleza nos ha dotado de las armas necesarias para criar a nuestros hijos, confiemos en ella y tratemos de ser felices en la misión más importante que nos ha sido encomendada, dar amor hasta que fallen las fuerzas y cuando fallen, seguir dándolo, porque madres vamos a serlo hasta el último aliento.

NOTA: La ilustración es de Silvia Saez y las fotos de mis hermanas y mis sobrinos, todas ellas madres fantásticas!!!

7 Comentarios en LAS BUENAS Y MALAS MADRES

  1. Marta
    02/06/2016 at 14:11 (3 años ago)

    Simplemente genial, como siempre y con una gran verdad real como la vida mísma. Un besote súper mami!

    Responder
  2. mamá5
    02/06/2016 at 18:07 (3 años ago)

    Como de costumbre, me gusta tu post. Hay que relajarse y no pretender ser perfectas. No existen recetas. No hay verdades absolutas. No hay un manual como el de la lavadora que acompañe al niño. Lo que te funciona con un hijo, con otro no. No juzguemos ni pontifiquemos. No creer todo lo que se lee por ahí (hay mucha «psicología barata»). No hay tantas cosas que creen traumas infantiles. Dejarse llevar por el instinto. En fin, todo lo que expones es muy sensato y es sensatez justo lo que más falta hacer para ser una «buena madre». 😉

    Responder
  3. Carolina
    02/06/2016 at 20:12 (3 años ago)

    Me ha encantado!!!!!!!!!!suscribo todo lo que dices!!no hay buenas o malas madres, hay madres diferentes, como hijos diferentes, lo único común a todas las madres, como dices, es que intentamos hacerlo lo mejor que sabemos, eso es ya todo un reto!!!
    Me ha encantado!!!!como siempre super mami!!!!!y que ganas de coletas!!!

    Responder
  4. Olga
    02/06/2016 at 22:37 (3 años ago)

    Precioso!!!!!!

    Responder
  5. Isa
    02/06/2016 at 22:42 (3 años ago)

    Un post muy bonito. Y que verdad que a veces son otras manos con sus caras de reproche o sus comentarios las que te ponen palos en la ruedas. Pero lo fundamental es el AMOR, si de eso va servido un niño que más da donde duerma, como coma o lo demás.

    Responder
  6. Rafael Ibáñez
    03/06/2016 at 12:41 (3 años ago)

    Yo escribo por lo del sorteo jiji..a parte del premio ¿hay algo mas?

    Responder
  7. ROCIO
    18/06/2016 at 14:14 (3 años ago)

    Holaaaaa Lorena!! Es la primera vez que te
    Leeo y me ha encantado.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *